La importancia de un Plan de Comunicación Interna

Un tema subestimado usualmente dentro de las empresas en el Ecuador ha sido la comunicación interna, es una herramienta la cual favorece el traspaso de información, conocimiento y contenido que se genera en las distintas áreas de una compañía; forma parte del plan estratégico de una empresa, por lo que se trata de un factor clave dentro de una organización.

Es una herramienta básica que nos permite poder analizar en equipo, la estrategia a seguir por parte de la empresa. Al compartir información e ideas entre los miembros de una organización, se trabaja mejor en la consecución de objetivos empresariales, lográndose a su vez, la implicación de los mismos con el proyecto y sus valores.

La comunicación interna en una empresa también sirve para gestionar mejor el talento, identificando el potencial de cada miembro del equipo humano y fortaleciéndolo. Este instrumento permite abrir un diálogo que estimula la innovación corporativa; también consigue motivar al empleado, que sintiéndose escuchado e identificado con los valores de la empresa, aumentará su compromiso y esto repercutirá favorablemente en su productividad. Un mal uso del mismo puede suponer un grave obstáculo para el desarrollo de la compañía. Es importante dar a conocer el estado de la empresa a los colaboradores aun cuando las noticias no sean del todo positivas, esto genera un sentimiento de pertenencia en el empleado y la noción de que su voz es escuchada, de que importa dentro de la organización.

Existe un caso que analizar, el de RadioShack, la compañía norteamericana de venta de equipos electrónicos, atraviesa  por uno de sus peores momentos en sus más de 94 años de historia. Años en los que mantuvo una posición privilegiada dentro de la industria.

El producto que convirtió a RadioShack en la principal compañía de venta de artículos electrónicos en los Estados Unidos fue el walkie talkie. Sin embargo desde el año 2000, no se respiraban buenos aires en RadioShack. Hubo despidos masivos y cierres de locales en varios países, incluso hubo un escándalo vinculado a uno de sus directores generales, gracias a su mala gestión laboral dentro de la empresa. La compañía alcanzó tan malos resultados en los últimos años, que en 2012 se calificó las acciones de RadioShack como “basura”. Sus críticos aseguran que la compañía no se ha adaptado a los nuevos tiempos y sus políticas internas son categorizadas como una de las peores dentro de las grandes empresas.

La cadena de tiendas de electrónica RadioShack anunció en el 2015 el cierre de hasta 1100 establecimientos, aproximadamente la quinta parte de los que tiene por todo Estados Unidos. El anuncio se realizó con motivo de la presentación de resultados del año 2013, el cual cerró con una pérdida de $400.2 millones de dólares y sus acciones perdieron más de un 90% de su valor.

RadioShack se colocó en el octavo lugar en la lista de las peores compañías calificadas por Wall Street, su calificación está en un 45/100 en cuanto al ambiente de trabajo y solo llega al 5/100 de las empresas en términos de compensación económica a los empleados. RadioShack se convirtió en una de las diez empresas con el peor balance trabajo/vida y las peores condiciones para laborar, además como la empresa que ofrece la segunda peor compensación económica; lo cual se reflejó claramente en su visible decadencia de ventas en los últimos años.

Además de tener más de una secuencia de malas decisiones tomadas a destiempo. El gigante mundial ha perdido potencial de negociación con sus proveedores, tiene un estructural problema de liquidez y no maneja correctamente su plan de comunicación interna, una de las razones por la cual sus clientes se alejan y sus empleados se sienten completamente desmotivados.

Tener un plan de comunicación interna adecuado, hoy en día, es uno de los mayores retos pues vivimos en plena época de la sociedad de la información, si no nos preocupamos por apropiarnos de nuestros empleados y por mantenerlos al tanto de lo que acontece en la empresa con transparencia (sea esto bueno o malo), con dificultad podremos crear un ambiente laboral idóneo para los trabajadores que permita fortalecer la productividad de las empresas.

Esto no solo no contribuyó para no detener el debacle, sino que lo aceleró; clientes visitaban las tiendas restantes encontrando empleados ansiosos, malhumorados por la incertidumbre, desganados, muchas veces incluso su presentación no era la esperada, algo que no sorprendía tampoco al ser catalogado como uno de los peores sitios para trabajar. Inevitablemente esto alejó a los clientes de las tiendas, menos ventas, menos liquidez, más problemas.

Lo anterior se verá atado intrínsecamente de manera negativa hacia los clientes, sin poder responder de una manera competitiva y satisfactoriamente las demandas de los mismos; lo que como resultado final, ocasionará pérdidas dentro de la compañía.




Enviar Comentario






WhatsApp chat