La transformación digital, un paso necesario para las empresas que se ha acelerado por la pandemia

La transformación digital es un paso que deberán dar en algún momento todas las empresas y las que aún no han empezado ese camino están a contrareloj para hacerlo, puesto que la pandemia de coronavirus aceleró, de forma general, su implementación.

De acuerdo con Javier Zamora, experto en transformación digital y profesor del IESE Business School (España), lo primero que se debe hacer es tener un lenguaje común de lo que significa esta transformación dentro de la empresa.

Aunque cuando escuchamos esta frase lo que primero se nos vienes a la cabeza son las nuevas tecnoologías, la inteligencia artificial, el block chain, cloud (la nube), lo más importante es cómo se usa la tecnología para definir un modelo de negocio y su estrategia. Para ello se debe tener una idea clara del sistema y cultura organizativo que se tiene para saber si va a ayudar o poner freno en la implementar esta nueva estrategia.

Con ese fin se debe pensar en tres niveles: el tecnológico, el estratégico y el organizativo, pues son parte de toda empresa, independientemente del sector.

Esto, en un mundo en el que los últimos 15 años los cambios han sucediendo más afuera que dentro de las organizaciones.

El primer cambio visible es que la sociedad y el mercado están cambiando porque las personas tienen en sus manos nuevas tecnologías y esto también cambia la comunicación con las empresas. Por ende, la forma en que se presentan los productos y servicios necesitan cambiar.

Zamora también comenta que la reducción de los costos del acceso a la tecnología se ha reducido en gran medida, causando mayor competencia, pero a su vez esto disminuye el valor que tiene que gastar una empresa para, al menos, comenzar con su transformación.

En este escenario no solo cambia el número de competidores, sino también la competencia.

Según Moreno, hay que contestar tres preguntas cuando se habla de transformación digital:

– ¿Por qué ocure esto? Porque hay cambios en el entorno y el contexto de la compañía.

– Una vez que vemos que está cambiando el entorno, ¿qué es lo que tiene la organización que cambiar? Es decir, cómo tengo que reformular mi modelo de negocio.

– La tercera, la más compleja: ¿Cómo los directivos pueden desarrollar una mentalidad digital? Es pensar como el modelo de negocio actual, que es el que da los ingresos y ayuda a pagar la nómina, puede ir cambiando a un modelo digital que le va a permitir la supervivencia a largo plazo.

Zamora comenta que a diferencia de mediados de los 90, cuando pocos tenían una página web y eso en ese entonces era una ventaja competetiva, ahora es algo normal. Asimismo ahora la interacción en redes sociales, al análisis de datos y el acceso remoto (cloud) a datos y tareas podrían verse como una ventaja.

 

“Debemos pensar en como destilar el nuevo petróleo que es el big data y convertirlo en insight que nos permitan generar y capturar valor en las organizaciones”, dice el especialista, quien agrega que el internet de las cosas y la inteligencia artificial también se pueden aprovechar para ese fin.

 

Aclara que el nuevo fin de las compañías no es ser expertos en tecnologías, sino entender cuál es el impacto de estas tecnologías en una organización.

Una de las frases resaltadas por el especialista.

Hay que pensar que el mundo físico y digital se están empezando a entremezclar y eso ayuda a un empresario a entender cómo será su empresa cuandos ambos mundos se confundan. Es decir, qué se podrá hacer cuando se tengan más conexiones o cuáles serán las amenazas.

En ese sentido los datos se convierten en el principal activo de cualquier organización. Esto no significa que el producto o servicio que da no sea importante, sino que si no se tiene el dato asociado al producto diicilmente a largo plazo podrá capturar valor. “Lo que tenemos que hacer con este dato es automatizar, predecir, coordinar y personalizar”.

También habrá retos como la privacidad, la propiedad del dato, la fiabilidad y la ciberseguridad. Un directivo tiene que maximizar los beneficios de la transformación digital, pero minimizar los riesgos que esto va a suponer.

Actualmente las empresas más capaces son las que pueden adaptarse a su entorno y aprenden cómo explotar los datos de sus productos.

Pandemia y ciberseguridad

El escenario que ha marcado la pandemia lleva a acelerar la transformación digital y a su vez obliga a un camino de aprendizaje rápido para identificar las cosas que funcionan, pese a que luego un negocio tenga que volver que volver a la forma tradicional cuando se acabe la pandemia.

En plena crisis por pandemia, estas son las áreas en que se están abriendo vacantes de trabajo

También se verán qué cosas dejar en digital y cuáles combinar.

En ese marco las empresas se darán cuenta que los directivos deberán asumir nuevas responsabilidades que muchas veces estaban relegadas a los departamentos tecnológicos. Por ejemplo, la ciberseguridad, pues hasta en lo más alto del mercado internacional se tiene una idea de que hay dos tipos de empresas: las que han sido hackeadas y lo saben, y las han sido hackeadas y no lo saben.

Fuente: El Universo, enlace de la noticia original https://bit.ly/2FyNW7f




Enviar Comentario






WhatsApp chat